De Kandinsky al arte colaborativo

Posted on Posted in Blog, Estategias en el aula
Al terminar el segundo trimestre, también dimos por finalizado el proyecto de Kandinsky, proyecto que abarcaba a todo el centro escolar. Poco a poco, a través de la indagación, de las ideas previas, y de la gran aportación de las familias, fuimos construyendo nuestro conocimiento sobre el autor. Y digo “nuestro” porque también descubrí muchos aspectos de la vida del pintor que desconocía, por ejemplo, la gran atracción que tenía por la música.

Hicimos muchas actividades plásticas individuales, visionamos vídeos y el proyecto final era colaborar para hacer la “Falla” que sería de todo el cole. Cuando preparamos entre todos el mapa conceptual para la evaluación, tuve la grata sorpresa que ya conocían detalles de la vida del pintor, diferenciaban obras realistas de abstractas, que a Kandinsky le gustaba mucho el uso de diferentes figuras geométricas, del punto y líneas, de los colores, etc. Sin embargo la actividad ,para mí, más significativa fue la de realizar una obra de Kandinsky en forma conjunta. lo que llamo “arte colaborativo”. Es que las actividades  grupales, colaborativas tienen muchos beneficios, y en mis clases siempre tienen un papel preponderante.  Paso a explicar cómo lo hicimos:

-En primer lugar , coloqué por grupo (4) cartulinas de colores con diferentes materiales; pinturas de témpera negra; crayones metalizados, tizas de colores y ceras blandas.
-La consigna fue que todos debíamos pintar o dibujar en todos los diferentes cuadros, y aportar nuestra expresión.
-El cuadro sería de arte abstracto.
-El cambio de grupo lo haríamos al escuchar nuestra campanita de clase. Normas muy sencillas y claras.
 Fue increíble como pasaron por todos los grupos, nadie discutía, compartían los materiales, no hubo en ningún momento conflicto y el resultado fue ¡genial!
Sigo apostando con afirmación por actividades grupales, colaborativas, ya que el trabajo en equipo fortalece también la regulación emocional. Debo aprender a esperar mi turno, compartir materiales, aceptar y respetar la opinión ajena. Habilidades socio-emocionales que deben trabajarse ya desde estas etapas tan tempranas, a sabiendas que uno de los aspectos más complejos en el desarrollo de la inteligencia emocional, precisamente es la “regulación emocional”. Aprender a controlar la espera y  no enfadarme por ello, es tarea harto compleja.
El profesor Rafael Bisquerra nos cuenta en su web que:
Así es que de esta manera, con intencionalidad pedagógica y con el convencimiento  de que la educación emocional es transversal, una vez más ha estado presente en nuestras actividades de arte “kandinskyano”.


Kandinskeando by Slidely Photo Gallery

Quizá también te interese....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *