Educación emocional en la familia

Posted on Posted in Blog, Talleres

Nunca me cansaré de repetir las cosas buenas y positivas que me trae este camino elegido, como digo yo “el camino de las emociones”. Esta vez, una persona muy luchadora, que ha construido con ganas, profesionalidad, y entusiasmo su Escuela Infantil llamada “Bambú” contactó conmigo para informarse más sobre mi trabajo. Después de charlas, la propuesta surgió, ¿porqué no participar e implicar  a las  familias  del centro educativo en la educación emocional de sus hijos.? Está demostrado que la educación emocional en la familia es un pilar básico para ayudar a nuestros niños a desarrollarse sanos emocionalmente. 

Impartí  un  taller, que como suele suceder, se empañó un poco, sólo un poco, porque la tecnología no quiso estar de mi lado. Pero sí estuvieron conmigo mamás y papás que hicieron que fuera una tarde muy movida, con muchas inquietudes, conversaciones, dudas,  emociones ( por supuesto)y con ganas de seguir informándose, aprendiendo a ser “modelos emocionales”.

Mi propuesta es, intentar ayudar a las familias a reflexionar sobre  la importancia que tiene la educación emocional en las familias ya en las primeras edades. Ayudar a los peques a canalizar rabietas, llantos; aceptando límites, y ese cúmulo de emociones, que no saben verbalizar abiertamente, dada su edad evolutiva.

Las familias actuales están sometidas a muchas prisas, poco tiempo, estrés acumulado, sin embargo, no debe ser motivo para convertir nuestros momentos familiares en un caos, sino en situaciones afectivas, de cariño y sobre todo de contención .Es por ello que intento ante todo empatizar con ellos y ellas, entendiendo que no son épocas fáciles para la crianza de un niño o niña.

Este primer taller, ha sido un acercamiento al marco teórico que dan fundamento a la Educación emocional junto a algunas actividades prácticas, que son las que dan mucho juego para que la tarde (luego de estar trabajando todo el día) sea más amena.

Está claro que los niños de 0-3 años están en pleno crecimiento  corporal, lingüístico, social, y por supuesto emocional. Y como adultos debemos ofrecer mucho “andamiaje” en términos de J.Bruner. Estos andamios serán los que le ofrezcan al pequeño la seguridad necesaria para optimizar  los aspectos de desarrollo mencionados.

Me emociona  mucho también compartir con otros adultos, ya que siempre las dudas sobre la crianza se repiten, y me recuerda a épocas pasadas cuando también tuve que aprender a ser mamá.

Y para despedirme, este poema que tanto me gusta de Khalil Gibrán:

 
Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.
No vienen de ti, sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.
 
 
Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.
Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas
viven en la casa de mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.
 
 
Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos
semejantes a ti
porque la vida no retrocede
ni se detiene en el ayer.
 
 
Tú eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas son lanzados.
Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero
sea para la FELICIDAD
 
(http://vamosconloslibros.blogspot.com.es/2012/01/tus-hijos-un-poema-de-khalil-gibran.html)
frase-todas-las-familias-felices-se-parecen-unas-a-otras-pero-cada-familia-infeliz-tiene-un-motivo-leon-tolstoi-140885
 

Quizá también te interese....

4 thoughts on “Educación emocional en la familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *