Un día especial: el amor, ¿emoción? ¿sentimiento?

Posted on Posted in Blog, Estategias en el aula

En diferentes lecturas referidas al marco conceptual de la educación emocional, o de la inteligencia emocional; podemos encontrar que los autores suelen referirse al amor como una emoción y otros como una sentimiento. Desde mi punto de vista, prefiero la segunda opción, ya que considero que está formado por otras emociones/sentimientos ( ternura, fascinación, dedicación, etc.), tiene más duración que una emoción, y por lo tanto perdura en el tiempo. Ejemplo de ello, es el amor  materno. José Antonio Marina en su obra “El laberinto sentimental”, dedica un capítulo al amor, al cual llama ” Un laberinto dentro del laberinto: el amor”. Nos cuenta que “El niño necesita de su madre, se alegra con su presencia, acude a su amparo, quiere estar protegido por su afecto”…Gran libro, gran autor.

Como las emociones, los sentimientos, los afectos están empapando día a día nuestra clase, el amor a mamá hace unas semanas  surgió a través de un cuento. Una simple  historia de una mamá coneja y su hijo, el cual va contando porqué quiere tanto a su mamá. Este relato dio pié para que los peques me dieran sus motivos, cuando pregunté ¿ y tú porqué quieres a mamá?
-Porque me da amor ( haciendo el gesto del corazón  con las manos.)
-Porque me lleva al parque.
-Porque me cuida.
-Porque me compra “chuches”.
-Porque me lee el cuento que llevamos a casa.
-Porque vamos de paseo.
Y así entre tantos porqués, decidimos que teníamos que preparar un presente para cuando llegara ese domingo especial.
Afanosos en su tarea por hacer todo  muy bien, nos pusimos manos a la obra preparando una tarjeta, con dibujos incluidos que acompañaría unos bombones para endulzar el día. ¡Qué mejor motivación que el amor, para implicarnos y trabajar con tanto esmero!
Qué bonito encuentro al salir de clase con sus presentes. Momento de besos y abrazos, momento de emociones. Los peques tampoco comprenden la diferencia entre una emoción y un sentimiento, pero sí saben mucho, pero mucho, que el amor a su mamá es inigualable…

Quizá también te interese....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *